martes, 20 de septiembre de 2016

Campos de fútbol borjanos


            Cuando ayer hacíamos referencia al campo de fútbol de La Graciel, en el artículo sobre las tapias de los conventos, no disponíamos aún de esta extraordinaria fotografía, procedente del archivo de la familia Ojeda, en la que aparece el citado campo y lo que es más sorprendente, la existencia de una cancha de tenis, contigua al mismo, lo que viene a poner de manifiesto el arraigo que este deporte tenia, en aquellos momentos, en nuestra ciudad, del que ya ofrecimos unos curiosos testimonios.




            Si el de La Graciel fue el primer campo de futbol borjano, no menos importancia tuvo el campo de La Horca que muchos hemos conocido. Situado donde ahora se encuentra el ferial, la mejor imagen disponible es la panorámica que mostramos, tomada desde el cabezo.



Cuando hace unos días dimos a conocer dos fotografías realizadas durante un partido, mostrábamos dudas de que pudieran corresponder a este campo. Ahora podemos indicar que sí fueron realizadas en él, sin ninguna duda.



            El campo de la Horca disponía de un espacio perimetral para los espectadores separados por una barrera de madera con pilares de obra. Se conservan diversas imágenes, como la que reproducimos, en la que se puede identificar a muchas de las personas que en ella aparecen.

            Hubo otro campo, anterior a éste coetáneo al de La Graciel, que estaba emplazado en la carretera de Ainzón, donde jugaba el equipo de la Congregación Mariana. No conocemos fotografías del mismo, probablemente porque fue efímero e improvisado.




            Estas fotografías del actual campo “Manuel Meler” fueron realizadas el pasado sábado y en ellas se aprecia su estado actual, con el césped artificial, recientemente renovado. El campo ha sufrido diversas remodelaciones en el transcurso de su historia que han mejorado sensiblemente sus características.




            Ahora, se está construyendo un nuevo bar en uno de sus laterales que vendrá a reemplazar al existente en el fondo, donde se acondicionarán unos servicios para la carpa contigua.



.             En esta relación de campos borjanos no podemos dejar de citar el existente en el Calvario, utilizado para la práctica de este deporte por la colonia veraniega que allí se da cita y que, a pesar de ser un mero espacio de tierra, goza de una larga tradición, como atestigua esta imagen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada