jueves, 29 de septiembre de 2016

Libros recibidos 58


            Entre las obras, recientemente editadas por la Institución “Fernando el Católico”, comentamos hoy cuatro de ellas, destacando de manera especial la que lleva por título Señas de identidad. Pintura y regionalismo en Aragón (1898-1939), de la que es autor el Prof. D. Alberto Castán Chocarro, uno de los mejores especialistas en esta materia.

            Con motivo de la reciente exposición sobre la saga de los García Condoy, sus familiares nos hablaron reiteradamente del trabajo del Prof. Castán y, ahora, al leer su obra, hemos podido constatar las valiosas aportaciones que realiza sobre Julio García Condoy, reproduciendo obras que desconocíamos y algunas otras que pudieron contemplarse en nuestra exposición, como ese interesante desnudo femenino. Todo ello, viene a poner de manifiesto la importancia de este autor en el ambiente artístico de la capital aragonesa, a comienzos del siglo XX, en la que florecieron pintores muy destacados, entre los que no figura Baltasar González, apenas citado en el libro, al igual que Honorio  García Condoy, aunque en este caso por tratarse de un escultor y desarrollarse su trabajo en otros ámbitos geográficos. En cualquier caso, estamos ante una obra de obligada lectura para quienes deseen adentrarse en los movimientos artísticos de esa etapa y en la personalidad de sus protagonistas.




            Dentro de una serie muy bien presentada, ha sido editado El libro de Marco Polo, versión aragonesa del siglo XIV, con un importante estudio introductorio de Francisco Sangorrín Guallar, doctor en Filología Hispánica con una brillante trayectoria intelectual. El Libro de las maravillas del mundo que escribió Marco Polo, en sin duda en una de las obras capitales de la cultura europea, por el influjo que llegó a tener y, por lo tanto, es de sobras conocido. Pero, lo es menos una versión del mismo en lengua aragonesa que patrocinó el Gran Maestre de la Orden de San Juan de Jerusalén, Juan Fernández de Heredia. Esta es la obra que, merced a la iniciativa del Dr. Sangorrín, edita ahora la Institución “Fernando el Católico”, acompañada por un glosario que da a conocer la etimología y el significado de numerosas palabras de ese idioma nuestro que Juan Fernández de Heredia quiso convertir en lengua vehicular de la Cultura, en un empeño similar al realizado por Alfonso X el Sabio con el romance castellano, tal como se destaca en la introducción.



            La escritora gallega Dª Emilia Pardo Bazán es conocida, fundamentalmente, por su obra poética, por sus novelas y su labor periodística; en nuestro caso, además, por su amistad con el general D. Romualdo Nogués y Milagro. La condesa de Pardo Bazán pertenecía a una familia de ideas liberales y, en 1867, contrajo matrimonio con José Quiroga y Pérez Deza, de la misma adscripción ideológica. Ella tenía en aquellos momentos 16 años y el novio 19. El joven matrimonio viajó por Europa, mientras España vivía los años convulsos del sexenio revolucionario y la tercera guerra carlista, en la que la escritora que ya, durante el conflicto se había manifestado proclive a la causa del pretendiente, fue decantando su ideología hacia el absolutismo. Fruto de sus reflexiones fue la Teoría del sistema absoluto, en la que propone para el mundo moderno un nuevo estilo de vida dinámico y emprendedor. La obra inacabada quedó inédita y, ahora, el Prof. D. Jesús Millán la da a conocer, a partir del manuscrito conservado en la Real Academia Galega.



            La vida de un inmigrante son las memorias de Santiago Gastón Añanos (1886-1975), natural de Ansó que emigró a la Argentina en 1906, ejerciendo como confitero en diversas ciudades argentinas, hasta que se instaló en Corrientes, a orillas del río Paraná, donde falleció en 1975. En 1950, editó el primer volumen de sus memorias que tuvieron su continuación en una segunda entrega aparecida en 1958. En ellas relata las vivencias del que pudo ser pastor altoaragonés y vivió el mundo de la emigración española en América. La obra, ahora reeditada por la Institución “Fernando el Católico” ha sido posible merced a la iniciativa de Fico Ruiz y cuenta con un estudio introductorio de Audrey Bernard Gastón, filóloga y familiar del autor, así como con otro interesante trabajo de Alejandro Martín Sanz, especialista en el tema de la emigración aragonesa. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada