lunes, 24 de octubre de 2016

Estuvimos en las XIII Jornadas de Cine de Ainzón



            El pasado sábado estuvimos en las sesiones que, a lo largo de esa tarde, se sucedieron en una sala, muy bien acondicionada y completa repleta de un público entusiasta, para asistir a la proyección de los cortos finalistas en el Certamen Nacional de Animación “Animainzón” 2016.




            Previamente tuvimos la ocasión de ver el documental “Ainzón en vectores” que nos sorprendió muy gratamente por la calidad y el cuidado de sus dibujos que constituyen un magnífico testimonio de la realidad urbana actual de esa localidad. Su autor es Jesús M. Arce, a quien vemos en esta fotografía, junto con el Sr. Alcalde de Ainzón D. Francisco Javier Corella Merle.




            A las siete de la tarde comenzaron a exhibirse los veinte trabajos finalistas que fueron presentados, con simpatía y soltura,  por Ana Esteban y, en algunos casos, por los propios directores, expresamente desplazados hasta Ainzón. Otros enviaron grabaciones, ante la imposibilidad manifiesta de acudir al certamen.
            Especialmente emotiva fue la intervención de Elías Rodríguez, un niño de 11 años de Ainzón que, con gran naturalidad contó que había superado una larga enfermedad que le mantuvo en el hospital durante mucho tiempo. Lo aprovechó para descargarse un programa de animación y realizar un corto que, con el título de “Ánimo” pretende transmitir el entusiasmo del que ha hecho gala para superar los malos momentos del pasado. Todo un ejemplo.
            El orden de proyección fue el siguiente:
            Vivir, de César Díaz Meléndez.
            Criaturitas, de Ignasi López Fábregas.
            Up in the Sky, de Sami Natsheh.
            Bet Seller, de Álex Rey.
            UKA, de Valle Comba Canales.
            Beware of the Fifth Column, de Sergi Soley Soler.
            Tú no eres el más fuerte, de Emilio Yebra.
            Cachivaches, de Gerardo de la Fuente.
            Old Tech, de Diego Porral.
            Ánimo, de Elías Rodríguez.
            En este pueblo, de David Cantera.
            Design Thinking, de Aida Argüelles.
            Join the Resiliance, de Javier Gámez.
            El ángulo recto no existe, de Jon Zurimendi.
            Jane, Tarzán no era tan guay, de Begoña Vicario.
            El Museo, de Manuel Mudarra.
            Feardom, de Pablo Muñoz.
            El niño y el erizo, de Marc Riba y Anna Solanas.
            Fantasma, de David Cantera.
            Mecánico, de Alba Capilla, Nuria Bataller y Marina Díez.

            En el momento de redactar esta crónica no conocemos el fallo del jurado, compuesto por Sam Ortí, Héctor Pisa y Marcos Gracia, ni el resultado de la votación del público que, al finalizar la proyección, depositó sus papeletas en una urna dispuesta al efecto. No obstante, y con independencia de la clasificación final, podemos destacar la calidad de muchos trabajos, utilizando las más diversas tecnologías, algunas sumamente innovadoras.


            También tuvimos la oportunidad de saludar a la directora Vicky Calavia que nos recordó su próxima visita a Borja para poner en marcha su anunciado proyecto de un documental en torno a la figura de una ilustre borjana, pionera en el mundo del Cine, Nati Casanova.




            Previamente, habíamos visitado la exposición “Un mundo en miniatura” de Sam Conflictivos Productions, instalada en la antigua “Casa del Médico”.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada