lunes, 31 de octubre de 2016

Falseando la realidad


            Con motivo de la recreación, supuestamente histórica, llevada a cabo el pasado sábado en La Almunia de Doña Godina, sobre la película “Nobleza baturra”, vuelve a difundirse la falsa idea, como ayer apareció en Heraldo de Aragón, de que Florián Rey  la “dirigió en su localidad natal, con Imperio Argentina, su esposa, como protagonista”, lo cual es falso. Lo único cierto es que Florián Rey nació en La Almunia y que Imperio Argentina era, en esos momentos, su mujer. Pero, los exteriores de la película se rodaron en Borja y Bisimbre, al igual que se rodó en nuestra ciudad la primera versión, protagonizada por Ino Alcubierre.
            Lo hemos repetido hasta la saciedad e, incluso, con la notica del “casting”, grabamos un reportaje para Aragón TV en los lugares donde se grabaron distintas secuencias. No ha servido para nada y siguen difundiendo datos radicalmente erróneos.
            Quizá quieren poner en práctica el llamado “principio de la orquestación”, uno de los once creados por Joseph Goebbels, el ministro de propaganda del III Reich que, para los que no lo conozcan dice así “La propaganda debe limitarse a un número pequeño de ideas y repetirlas incansablemente, presentadas una y  otra vez desde diferentes perspectivas, pero siempre convergiendo sobre el mismo concepto. Sin fisuras ni dudas”. De ahí procede la conocida máxima de que “si una mentira se repite constantemente, acaba por convertirse en verdad”.
            Nosotros, responderemos repitiendo la verdad, una y mil veces, para contrarrestar la mentira. No es un asunto banal para los borjanos y hay que salir al paso.

            Uno de los aspectos más patéticos de la recreación a la que estamos aludiendo es que se llegó a representar la conocida escena, protagonizada por Miguel Ligero y nuestro legendario ferrocarril: el “Escachamatas”, la del “Chufla, chufla...”. Pero, La Almunia nunca tuvo tren, porque el trazado de la línea, en ese caso de “vía ancha”, se hizo por Ricla. Al final, tendrán razón los de esta última localidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada