sábado, 1 de octubre de 2016

Los “tragachicos” de Borja


            Aunque la traca final, en la noche del pasado jueves día 29, puso el punto final a las Ferias y Fiestas de Borja, no queremos dejar de comentar uno de los elementos que más interés despierta entre los pequeños: El “tragachicos” que, con forma de gran lagarto o dragón, recuerda al “Aucán de Valle”, popularizado por D. Jesús Martín Martínez que firmaba sus cuentos y escritos con el seudónimo de “El Barón de Jausarás”.






            El tragachicos actual fue creado hace pocos años, merced a la iniciativa de un entusiasta grupo de personas que pusieron todo su empeño en recuperar esta antigua tradición borjana. Para ello se creó una Asociación de Amigos del Tragachicos de Borja que, con los fondos que recaudó y la aportación de la Diputación Provincial de Zaragoza, pudo construirlo, asistiendo a su inauguración el entonces Presidente de la Diputación, D. Luis María Beamonte Mesa.

            Para los que nos leen desde otros lugares debemos señalar que los niños se introducen por sus fauces y, mediante un balancín, descienden hasta salir por la parte posterior, donde su valentía es recompensada con unos caramelos que entregan los voluntarios que se hacen cargo de su funcionamiento.



            Aprovechamos la ocasión para recordar otros antiguos “tragachicos”. Muchos de nosotros recordamos a éste de color amarillo (inicialmente era verde), que puso en marcha la Peña "El Tozolón". Las personas que aparecen en la imagen son fácilmente identificables, entre ellas el recordado José Ignacio Fábregas.



            Sin embargo, el más antiguo es el que se adivina a la derecha de esta antigua fotografía tomada en la plaza de España, con la fachada del convento de agustinos al fondo, la comparsa de gigantes y cabezudos, a la que se sumaba los dos gigantes, en realidad cabezudos sobre una estructura de madera, revestida de telas negras, que eran utilizados como soporte publicitario del comercio Martínez y que, posteriormente, aún recuperó la peña Brazikos. 
              Es en el programa de las fiestas de 1920 cuando, por primera vez,  aparece reseñada la salida de un tragachicos. Además de los reseñados, creemos recordar que hubo otro en forma de rana, pero no tenemos imágenes del mismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada