martes, 4 de octubre de 2016

Sacerdotes borjanos


            En la actualidad hay dos sacerdotes nacidos en nuestra ciudad, el Vicario General de la Diócesis D. Javier Bernal Gimeno y el P. Luis Arcos, de la Sociedad de Misioneros de África, más conocida como “Padres blancos”, que está destinado en la República Democrática del Congo. A ellos hay que añadir, como nos señala un lector, a D. José Luis Sanjuán Ballesta y al P. Jesús Sancho Pardo.
            Pero, hasta hace no demasiados años, había una serie de sacerdotes borjanos que ejercían su ministerio pastoral en Borja, de los que se conserva su recuerdo, pero no demasiadas imágenes. Por ese motivo, publicamos aquí las que hemos encontrado recientemente de algunos de ellos, aunque faltan por localizar las de otros muy conocidos como mosen Primo Irache, mosen Pepe Pereda o D. Pablo Pérez Montorio.

            La que reproducimos en primer lugar corresponde a D. Mario Foncillas Carranza (1889-1971) que cursó los estudios eclesiásticos en el seminario de Tarazona, terminándolos en el de Granada, bajo la tutela de otro ilustre borjano, el cardenal D. Vicente Casanova y Marzol. Por su intercesión, fue nombrado Beneficiado de Santa María. Dotado de conocimientos musicales y de una buena voz, formó parte de su Capilla de Música. Durante muchos años estuvo al frente de la Asociación de Hijas de María, a la que se sintió especialmente vinculado. D. Primo Irache Sanjuán y D. Mario fueron los últimos Beneficiados que hubo en la antigua colegiata. Fue asimismo el último Sochantre de la misma y el último sacerdote que vistió el manteo, que lleva en la imagen, el cual sabía embozarse con especial habilidad.




            Esta otra fotografía corresponde a D. Mauricio Soria Aranda (1887-1970) quien, tras cursar sus estudios en el seminario de Tarazona, desempeñó el puesto de paje del Sr. Obispo, siendo destinado después a Borja. En la imagen, aparece con la familia de D. Manuel Méndez.



            Con una buena formación humanística y gran conocedor de la lengua latina, ejerció la docencia en el primer colegio de Enseñanza Media que existió en nuestra ciudad, fundado por D. Gerardo Mendiri  Tabuenca (1870-1951). Es el que está sentado, en la segunda fila, en segundo lugar por la derecha. En esta fotografía de profesores y alumnos del citado centro, tocados estos últimos con la gorra de visera que constituía su uniformidad, hay otros dos sacerdotes que no hemos podido identificar.




            Estas dos imágenes entrañables corresponden a D. Ángel Irache Navarro, coadjutor durante muchos años de la parroquia de San Bartolomé. En la inferior aparece sentado junto a uno de sus hermanos. Tuvo otro, el P. Rufino Irache (1886-1970), que profesó en la Compañía de Jesús y estuvo destinado durante más de 50 años en Bombay, donde falleció el 2 de febrero de 1970. Siendo D. Ángel de edad ya muy avanzada, decidió despedirse de este hermano, viajando hasta la India en un periplo memorable que nos relataba, a su regreso, con gran entusiasmo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada