martes, 8 de noviembre de 2016

Bancos frente al Caserón


            En esta antigua fotografía de la colección Ojeda, que puede ser datada a finales del siglo XIX, se aprecia con precisión la fachada del llamado “Caserón” del Santuario de Misericordia, en la que llama la atención la presencia de unos bancos de piedra que se encuentran situados en torno a la puerta principal de acceso, tras los que se disponen un grupo de personas. Hay otras fotos de esa época en la que pueden verse a grupos de “veraneantes” sentados en dichos bancos.




            Esta fotografía es algo posterior, entre otras razones porque, a diferencia de la anterior, ya no existe la pequeña puerta que había en el centro de la fachada y, en su lugar aparecen dos grandes ventanas, con rejas, que corresponden al espacio donde, en la actualidad, está ubicado el Centro de Interpretación y que, entonces, era el comedor. Al margen de ese detalle, vemos que ha desaparecido el banco transversal, de menor tamaño que delimitaba el espacio frente a la portada. En las dos fotografías se ve perfectamente en uno de los pilares el farol de gas que iluminaba, de forma un tanto precaria, la plaza.



            Esta postal es ya posterior y en ella lo más llamativo es que los bancos han desaparecido y, en su lugar, se encuentran los escalones semicirculares que existen todavía. No sabemos el momento en el que se produjo esta sustitución pero, entre las hipótesis, hemos contemplado la posibilidad de que coincidiera con la celebración de la gran romería de 1900, entre otras razones porque, en el transcurso de la misma se sacó procesionalmente la imagen de la Virgen al exterior, algo que hubiera sido muy difícil sorteando los bancos.
            Otros detalles de esta postal es que ya no se ve el antiguo farol de gas, aunque están serrados sus soportes. Lo que sí se aprecia son otros soportes metálicos sobre la puerta principal (que también están en la foto anterior), los cuales servían para sostener un toldo. A lo largo de la fachada se ven también los árboles plantados y protegidos con unas curiosas estructuras de caña trenzada, en algunos casos, y otros con tablas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada