miércoles, 9 de noviembre de 2016

Caballitos de fotógrafo


            Hubo un tiempo, en el que una de las “atracciones” de nuestras ferias la constituía un fotógrafo ambulante que se instalaba en la plaza de España, con su caballito de cartón, un telón de fondo, y una arcaica máquina, inmortalizando a los niños de la época, a lomos del caballo. Fernando Castellot nos ha enviado esta imagen del citado fotógrafo, cuya identidad desconocemos pero que fue un asiduo visitante de nuestra ciudad en los primeros años de la década de los cincuenta.







            Lo demuestra esta serie de imágenes que hemos rescatado del olvido, en todas las cuales aparece el mismo caballo sobre idéntico fondo y, por lo que se deduce de una de ellas, tampoco variaba su emplazamiento, junto a la sucursal del Banco de Aragón en el Campo del Toro. Estamos seguros de que todos habrán identificado a los guapísimos niños retratados.




            Distinto es el caballo, así como el fondo de esta otra fotografía que tiene como protagonista a un apuesto jinete borjano y de la que no sabemos el lugar donde fue realizada.




Estos caballitos de fotógrafo merecieron que se les dedicara el monumento ubicado en la parte posterior de la Lonja de Zaragoza, con el que se recuerda al fotógrafo Ángel Cordero García que, durante muchos, realizaba allí fotografías a los niños zaragozanos. El caballo se ha convertido en un referente y, en ocasiones, ha sido objeto de intervenciones “artísticas”, como la que muestra esta otra imagen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada