lunes, 21 de noviembre de 2016

Documentada la autoría del retrato de Fernando VII en la Casa Consistorial

 
 
 
         Que el retrato de Fernando VII que se conserva en el Salón de Reyes de la Casa Consistorial de Borja era obra del pintor y académico borjano Buenaventura Salesa no ofrecía ninguna duda y así se hace constar en las biografías que hemos publicado del artista y en el catálogo de la exposición que, con estos lienzos, se organizó en 1999 en la iglesia de San Miguel.
         Sin embargo, había pasado desapercibido que dicha obra fue firmada por su autor e, incluso, se barajó la hipótesis de que se tratara de un trabajo precipitado realizado para un acto de exaltación al monarca, celebrado en Zaragoza, que fue encargado a Buenaventura Salesa y que tuvo que llevar a cabo de manera muy rápida. De ahí que, por tratarse de un retrato del que no se sintió especialmente complacido, fuera enviado a su ciudad natal para cumplir el encargo recibido de la corporación municipal.



 

 
 

         Pero, ayer, Enrique Lacleta que estaba ultimando la realización de fotografías para la publicación que estamos preparando, se percató de los detalles que damos a conocer como primicia. Para ello, nos centramos en la parte del retrato en la que el rey sostiene en su mano derecha un pliego, teniendo a la izquierda una mesa sobre la que están colocados la corona y el cetro, símbolos de la monarquía y otros documentos apilados.
 


 
 

         Lo que aparece en el pliego citado ya lo dimos a conocer anteriormente: “A los Reales pies de Vuestra Majestad Católica, la Ilustre, Noble, Leal, Saqueada [y] Fidelísima Ciudad de Borja, Suplicante”, en clara alusión a los títulos usados por Borja y al memorial elevado al rey para que fuera compensada por los daños sufridos en el transcurso de la Guerra de la Independencia.
 

 


 

         Pero, de lo que no nos habíamos percatado es que, en los documentos de la mesa se lee perfectamente: “A los Reales Pies de Vuestra Majestad Católica, su Pintor de Cámara Buenaventura Salesa suplicante”.
         Salesa, que había nacido en Borja el 15 de julio de 1756, fue nombrado Pintor de Cámara por Carlos IV, tomando posesión del cargo el 28 de septiembre de 1799 y, lógicamente, siguió ocupando este puesto durante el reinado de su hijo y sucesor Fernando VII.
 


 
 
 

         La referencia anterior podría ser considerada como clara alusión a su autoría, pero Enrique Lacleta se ha percatado de otro detalle mucho más explícito, el de la inscripción pintada en el borde de la mesa, en la que se hace constar: “Buenaventura Salesa pint. año 1814”, que nos proporciona además el año de su realización. Teniendo en cuenta que falleció en 1819, estamos ante una obra de su última etapa que, desde luego, no puede ser destacada entre las mejores que salieron de sus manos, pero sobre la que habrá que volver para estudiar su origen y su llegada a Borja.
         Mientras tanto, hay que señalar el interés de este descubrimiento de Enrique Lacleta que hemos querido dar a conocer inmediatamente, dado que nos encontramos muy cerca del segundo centenario del fallecimiento de ese ilustre artista, el cual pretendemos conmemorar adecuadamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada