sábado, 12 de noviembre de 2016

Sellos en Santa María



            En esta pequeña arqueta de la colegiata de Santa María se conserva una colección de sellos de caucho, utilizados en el pasado, así como de algunas asociaciones radicadas en la misma.

            En un comentario anterior ya destacamos el interés de estos elementos materiales y hoy queremos comentar algunos de los que allí se conservan, ofreciendo imágenes de los mismos, aunque cuando se realizaron no se hizo, como hubiera sido conveniente, una impresión de los mismos para favorecer su lectura.





El primer de ellos es éste, al que le falta el mango pero cuyo estado de conservación es muy bueno. Era el utilizado cuando tenía la condición de colegiata y, en torno a la representación de la Asunción de la Virgen, titular del templo, puede leerse “Sigillum Eclesiae Colegiatis Civitatis Burgiae” (Sello de la iglesia colegial de la ciudad de Borja).




Pero, cuando como consecuencia del Concordato de 1851, la colegiata de borjana, como la mayor parte de las existentes en España, fueron suprimidas, siendo transformadas en “Parroquias mayores”, comenzó a ser utilizado este otro sello, con el mismo motivo central, aunque con la leyenda “Sigilum Eclesiae Parroquia(li)s  mayoris civitatis Burgiae” (Sello de la iglesia parroquial mayor de la ciudad de Borja) alrededor. No es el más antiguo, pues se conservan otros anteriores, desgastados por el uso, aunque de características idénticas.




            Por otra parte, este es el sello más antiguo existente del arciprestazgo de Borja, una de las divisiones tradicionales de la diócesis que se mantuvo durante mucho tiempo, hasta que, por razones pastorales que escapan a nuestra comprensión, en fecha relativamente reciente se transformó en “Arciprestazgo de Borja-Magallón”.




            Este es el sello que fue utilizado por el “nuevo” arciprestazgo, el cual reviste un interés muy especial desde el punto de vista histórico, por tratarse del único caso de nuestra diócesis que incluyó, en su denominación, a dos localidades de la misma demarcación. Ahora, la diócesis se estructura en cinco arciprestazgos, cuyas denominaciones son: “Alto Jalón; Bajo Jalón; Calatayud; Huecha; y Tarazona”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada