lunes, 5 de diciembre de 2016

Algunas cosas curiosas de la reunión de Etiopía



         Las reuniones anuales del Comité Intergubernamental de la Convención para el Patrimonio Cultural Inmaterial de la UNESCO se desarrollan a lo largo de una semana con una apretada agenda en la que se abordan diversos temas, aunque el punto que despierta mayor interés es el del debate de las candidaturas presentadas por los diferentes Estados para su declaración como Patrimonio de la Humanidad.
         Estas candidaturas son evaluadas previamente por una comisión integrada por seis expertos, designados por los Estados parte y otros seis representantes de organizaciones no gubernamentales, elegidas entre las acreditadas por la UNESCO, una de las cuales es nuestro Centro.
         Los miembros del Comité Intergubernamental son elegidos entre los Estados signatarios de la convención y se renuevan periódicamente. España  ha formado parte del mismo, pero en estos momentos, la delegación de nuestro país asistía en calidad de observadora.

         Los miembros actuales son Afganistán, Argelia, Austria, Bulgaria, Colombia, Congo, Cuba, Chipre, Etiopía, Guatemala, Hungría, India, Líbano, Mauricio, Mongolia, Palestina, Filipinas, República de Corea, Santa Lucía, Senegal, Turquía, y Zambia. De todos ellos tuvieron especial protagonismo Cuba, Palestina y la India. La Delegada cubana, Gladys María Collazo Usallán, marcó en cierto modo el desarrollo de los trabajos, planteando la necesidad de que el Comité tuviera una mayor incidencia en el análisis de las candidaturas, lo que determinó que, en varios casos, las propuestas del órgano de evaluación fueran enmendadas. Por otra parte, solicitó un minuto de silencio en recuerdo del que fuera Presidente de Cuba, Fidel Castro, lo que fue aceptado al igual que otro minuto de silencio en recuerdo de las víctimas del avión colombiano siniestrado.





         Cuando la rumba cubana quedó inscrita como Patrimonio de la Humanidad, Gladys desplegó la bandera de su país y el representante de los rumberos, Esmidio Merencio Blanco, agradeció el reconocimiento con voz quebrada por la emoción. Con él compartimos momentos muy agradables en los que nos recordó su estancia en España y sus aventuras para llegar a la capital etíope.




         Un momento especialmente significativo fue cuando, no sin debate, fue aprobada la inclusión en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la candidatura presentada por el gobierno etíope de la Gada, el sistema sociopolítico democrático autóctono de los Oromo. Hay que tener en cuenta que esta etnia es la que ha protagonizado recientes incidentes que desembocaron en la declaración del estado de emergencia en el país que aún estaba en vigor durante nuestra estancia.






         Los Oromo que habían seguido con interés las deliberaciones se sumaron con entusiasmo a la celebración que ocasionó la interrupción de la sesión durante varios minutos. La bandera nacional desplegada, los cantos y gritos, así como la presión de los medios de comunicación locales fueron una expresiva manifestación de la alegría colectiva.






         Pero lo mismo ocurrió en otros casos, como el de la charrería de México, el del carnaval de El Callao de Venezuela o el de las prácticas ligadas a la creencia en la Tres Madres de Vietnam. Alegría desbordante y desfiles hasta la mesa presidencial se repitieron en varias ocasiones.



         Otra situación curiosa se produjo tras la declaración del yoga como Patrimonio de la Humanidad, al subir a la tribuna un experto maestro que realizó una demostración durante unos minutos. Desde otro punto de vista, también nos sorprendió que Alemania lograra la declaración, a pesar del informe negativo del órgano de evaluación, para su candidatura sobre la organización de cooperativas agrarias, completamente similares a las nuestras.
         Lamentablemente, no pudimos estar presentes cuando el último día fue ratificada la condición de organización acreditada ante el Comité para nuestro Centro, dado que tuvimos que regresar anticipadamente. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada