lunes, 12 de diciembre de 2016

Hacia un archivo fotográfico en el Centro de Estudios Bilbilitanos


         Ayer apareció en Heraldo de Aragón un amplio reportaje de Silvia Lacárcel en torno al proyecto emprendido por el Centro de Estudios Bilbilitanos de crear, con la colaboración de todos los vecinos, un archivo fotográfico digital sobre Calatayud. El Presidente de dicho Centro, D. José Ángel Urzay que es natural de Magallón y muy querido en nuestra zona, afirmaba que la creación de este archivo “es una necesidad” para toda la comarca bilbilitana.
         No podemos estar más adecuado con los planteamientos de nuestros compañeros, dado que una de las misiones fundamentales de nuestros Centros es la de conservar la memoria vida de la zona donde actúan. Y en ello se incluyen tanto las fotografías como periódicos, programas, carteles y un largo etcétera en el que nosotros también reunimos la producción literaria de todos los nacidos en nuestra zona.
         Cuando hace ya casi cincuenta años, surgió el Centro de Estudios Borjanos, el modelo a imitar era el Centro de Estudios Bilbilitanos y, en este sentido, la labor que entonces estaba realizando uno de sus más ilustres miembros, reuniendo imágenes de todo el Patrimonio Artístico Religioso de aquella zona, fue lo que nos impulsó a iniciar nuestro trabajo programando una serie de campañas para la recogida de imágenes, fruto de las cuales fueron las primeras fotografías de ese amplio fondo de cerca de 100.000 que, en estos momentos, conservamos, todas ella digitalizadas.

         Buena prueba de que este cometido sigue ocupando un lugar preferente entre nuestras actividades lo constituye la reciente digitalización de la excepcional colección de placas fotográficas de la familia Ojeda o el trabajo de escaneado de todo nuestro fondo de diapositivas que, en estos momentos, está llevando a cabo José María Belsué. Si a ello unimos el trabajo habitual de Enrique Lacleta y las constantes aportaciones de numerosas personas que nos envían sus fotos e, incluso, archivos completos, viene a demostrar que aquel proyecto iniciado en 1969, impulsado por nuestros compañeros de Calatayud, sigue vigente y con un creciente éxito, cuya prueba más palpable son los diversos artículos que publicamos con antiguas fotografías.





         Precisamente, uno de ellos trataba sobre la fuente de los ocho caños de Calatayud, a partir de estas dos preciosas fotografías que acabábamos de escanear en la colección de placas citada y que hoy volvemos a reproducir como homenaje al proyecto emprendido por nuestros compañeros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada