jueves, 1 de diciembre de 2016

Navegación fluvial



         En un artículo anterior hicimos referencia a diferentes medios de transporte terrestres y hoy queremos comentar el realizado por cursos de agua, a partir de dos fotografías procedentes del archivo de la familia Ojeda.
La primera de ellas, fechada el 24 de agosto de 1915, reviste especial interés pues refleja lo que parece ser una excursión veraniega por el canal Imperial, en la que participaban destacados personajes, entre los que figuran varios sacerdotes.

Lo más curioso es la embarcación sobre la que posan, pues se trata de dos barcazas de las utilizadas en esa vía, cuyos cascos diferenciados se advierten perfectamente. Pero lo llamativo es que tanto los timones de las dos embarcaciones como sus cañas están unidas por sendas piezas de madera, para permitir gobernarlas conjuntamente, sistema que no conocíamos.



         La otra es más convencional, pues en ella aparece un sencillo bote de madera en aguas del Ebro, posiblemente a la altura de Novillas, a bordo del cual se encuentran un grupo de personas que, por su atuendo, han embarcado para un paseo.
         El bote es impulsado por dos remos que llevan adosados unos vástagos de madera con un orificio que se inserta en el tolete, pieza de madera situada sobre la regala, en lugar de laborar sobre una chumacera que suele ser más habitual ahora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada