domingo, 4 de diciembre de 2016

Regresamos de Etiopía



         Ayer regresó de la capital de Etiopía la delegación que ha representado al Centro de Estudios Borjanos en la XI Sesión del Comité Intergubernamental para la Salvaguarda del Patrimonio Cultural Inmaterial de la UNESCO, integrada por nuestro Presidente y D. Javier Manero Lajusticia, los cuales estuvieron presentes en las sesiones celebradas a partir del lunes 28 de noviembre.








         Las reuniones tuvieron lugar en el Africa Conference Center de la United Nations Economic Commission for Africa  (UNECA), situado dentro del complejo de edificios que la ONU tiene en la capital etíope, dotado de magníficas instalaciones que, junto con el apoyo dispensado por el Gobierno de Etiopía, facilitaron enormemente los trabajos y permitieron disfrutar de una agradable convivencia con los más de 100 países representados, al más alto nivel, y las numerosas personas acreditadas ante el Comité.




         En el amplio auditorio donde se desarrollaron los trabajos disponíamos de un lugar reservado para las ONG’s acreditadas, pero preferimos instalarnos en el piso superior que permitía una visión más amplia de lo que ocurría en la sala y más comodidad para entrar y salir, algo muy necesario para las personas de cierta edad.

         Debemos recordar que, desde 2008, el Centro de Estudios Borjanos está acreditado ante el Comité siendo una de las tres entidades españolas que gozan de este estatus. Las otras dos son los Centros UNESCO de Melilla y San Sebastián (que no estaban presentes). Precisamente, en esta reunión se ratificó su acreditación, junto con la de otras 58 organizaciones que han superado el proceso de evaluación, cosa que no ha ocurrido con otras tres españolas, anteriormente acreditadas. Por otra parte, se ha aceptado la inclusión de Associació d’Estudis Fallers de Valencia, mientras eran rechazadas otras tres candidaturas de asociaciones españolas.





         El momento más emocionante fue, sin duda, cuando el  Comité aprobó, sin ningún tipo de objeciones, la declaración de las fallas como Patrimonio de la Humanidad. La delegación oficial de España que estaba presidida por la Sra. Embajadora de España ante la UNESCO Dª María Teresa Lizaranzu Perinat y en la que se integraron representantes de Valencia, como D. Pere Fuset-Tortosa, Concejal del Ayuntamiento de esa ciudad y Presidente de la Junta Central Fallera, junto con otras autoridades valencianas, de donde también acudieron diversos medios de comunicación. Entre los miembros de la delegación española debemos citar a la Cónsul de España en Etiopía Dª Antonia Sastre que nos atendió con gran cordialidad a nuestra llegada y a Dª Elisa de Cabo de la Vega, Directora General para la Protección del Patrimonio del Ministerio de Cultura, habitual en estas reuniones.
         Nada más ser aprobada la reunión entre los aplausos de los asistentes, a los que sumamos los nuestros, los miembros de la delegación española se estrecharon en un abrazo, mientras desplegaban la bandera autonómica de la Comunidad Valenciana, un detalle curioso que no suele ser frecuente pues, incluso, los estados federales muestran con orgullo la del respectivo país. 



         La declaración de las fallas como Patrimonio de la Humanidad ha eclipsado a otra declaración en la que España figuraba como co-proponente. Nos estamos refiriendo a la Cetrería, una candidatura liderada por los Emiratos Árabes Unidos y a la que se habían sumado, además de España, Austria, Bélgica, Chequia, Francia, Alemania, Hungría, Italia, Kazakhastán, la República de Corea, Mongolia, Marruecos, Pakistán, Qatar, Arabia Saudí y Siria, la cual superó el trámite reglamentario sin ningún tipo de objeción.

         Hace falta vivir estas jornadas para percatarse del interés de todos los estados por lograr que un elemento de su Patrimonio Cultural sea incluido en la lista del Patrimonio de la UNESCO. La alegría desbordante al conseguirlo y el eco que encuentra en los medios de comunicación constituye una prueba evidente de ello. Por ello, debemos estar preparados ante la próxima candidatura española que seguramente será la de las tamborradas, entre las que figuran todas las manifestaciones de la Semana Santa del Bajo Aragón.
       . 


         El lógico cansancio del viaje y de una permanencia de una semana a los 2.400 metros de altura en que se encuentra la capital etíope nos impide comentar hoy otras cuestiones. Pero podemos manifestar nuestra satisfacción por el desarrollo de este viaje, sin ningún tipo de contratiempos que ha permitido a uno de nuestros delegados familiarizarse con las características de un foro de tanta importancia, bajo las auspicios de las Naciones Unidas y de la UNESCO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada