miércoles, 11 de enero de 2017

Ahora resulta que Magallanes pudo ser de Magallón


         En los últimos tiempos, un grupo de historiadores catalanes han emprendido un proceso de revisionismo histórico en el que pretenden poner de manifiesto las numerosas falsificaciones que la historiografía “castellana” ha venido realizando desde hace siglos. Gracias a sus investigaciones, hemos podido saber ahora que personajes como Miguel de Cervantes, Santa Teresa de Jesús o el propio Cristóbal Colón habían nacido, en realidad en Cataluña. Ni que decir tiene que estas tesis no son tomadas en consideración por el resto de profesionales, ya que suelen ser consideradas como exponente de ese catalanocentrismo que parece haberse adueñado de nuestra vecina comunidad. Sin embargo, sus trabajos también pretenden llamar la atención sobre otros procesos de silenciación sistemática respecto a cuestiones tan relevantes como la participación de Aragón en el descubrimiento del Nuevo Mundo.

         En relación con este asunto, acabamos de encontrar un artículo de D. Josep Barba i Raventós en el que plantea la hipótesis de que el famoso navegante portugués era, en realidad, oriundo de nuestra comarca.



         Fernando de Magallanes ha pasado a la Historia como un marino portugués, nacido hacia 1480 en Sabrosa, que al servicio de la Corona española emprendió una expedición en busca de las islas de las especias que terminaría convirtiéndose en la primera circunnavegación al globo.



         La expedición, reunida en Sevilla, partió de Sanlúcar de Barrameda el 20 de septiembre de 1519, al mando de Magallanes. Tras descubrir el estrecho que lleva su nombre, se adentraron en el Pacífico, llegando a Filipinas en 1521. En la isla de Mactán murió Magallanes en un enfrentamiento con los indígenas, asumiendo el mando de la expedición Juan Sebastián de Elcano quien, tras múltiples penalidades, pudo retornar a Sanlúcar el 6 de septiembre de 1522, a bordo de la nao Victoria, con sólo 18 hombres, dando fin de este modo a una impresionante gesta naval.



         Hasta aquí, la versión oficial. Sin embargo, la tesis de D. Josep Barba que, para mejor comprensión, expone también en aragonés, sugiere la posibilidad de que Magallanes se llamara en realidad Fernando de Magallón y no fuera portugués, sino descendiente de la localidad aragonesa de Magallón, bien directamente o a través de alguna de sus ramas establecidas en Tudela o San Adrián, algunos de cuyos miembros destacados cita como relacionados con América.



         Entre las pruebas que aduce figura en el que la localidad de su supuesto nacimiento en Portugal, Sabrosa, no existió hasta el siglo XIX y la propia firma del navegante en la que lee “Magallón” en lugar de “Magallanes”. Otros aspectos a favor como la existencia del topónimo “Magallón” en Filipinas, asociado a “Borja” e incluso a “Moncayo”, son aún más discutibles ya que los hemos estudiado, con anterioridad, y probablemente fueron adjudicados por misioneros llegados desde nuestra comarca en épocas muy posteriores.

         El autor no pretende ser rotundo, sino que, al difundir estos datos, intenta suscitar el interés de otros investigadores hacia un análisis más riguroso en esta dirección.



         Comoquiera que en Borja residió también otra rama de la familia, que él desconoce, e incluso existe una calle a ellos dedicada, nos sumamos con entusiasmo a su propuesta, ante la posibilidad de que podamos competir con otras localidades a la hora de establecer su lugar de nacimiento. Llevamos la ventaja de que cambiando la “O” por una “A”, ya tendríamos una calle en su honor.

         Estamos seguros de que la historia de Magallón que, propiciada por el Ayuntamiento de esa villa, va a publicar este año la Institución “Fernando el Católico” (en la que no hemos tenido la más mínima intervención), resolverá todos estos interrogantes y dedicará especial atención a uno de los linajes más importantes, oriundo de esa localidad. Ironías aparte, sí que es necesario dar a conocer la historia de estos “Magallón” aunque el navegante portugués no fuera miembro de esa familia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada