domingo, 15 de enero de 2017

El olmo de San Miguel



         Junto a la ermita de San Miguel de Talamantes se alzaba un gigantesco olmo que era un auténtico “monumento natural” y uno de los símbolos de la localidad. El olmo murió a consecuencia de la grafiosis, la enfermedad causada por un hongo que, a partir de la década de los años 80 del pasado siglo, acabó con la mayor parte de estos árboles. 





         Entre las diapositivas que hemos digitalizado en los últimos días se encuentran algunas imágenes de este olmo, aunque en ninguna de ellas se ve en toda su dimensión. No obstante, hemos querido darlas a conocer como recuerdo a este elemento del patrimonio talamantino, cuya ausencia se hace sentir, como se aprecia en esta última fotografía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada