viernes, 20 de enero de 2017

Hoguera de San Sebastián en Borja




         Ayer dieron comienzo las fiestas organizadas por la cofradía de San Sebastián de Borja, en honor a su Patrón. Por la tarde, en la iglesia del convento de Santa Clara hubo solemnes Vísperas cantadas por la comunidad de religiosas clarisas y presididas por su capellán y Párroco solidario de Borja D. César Augusto Gómez García. En lugar preferente se encontraba la peana procesional con la imagen del Santo, el estandarte y el pendón de la cofradía. A los pies del templo, estaba la urna, con los mayordomos de este año. 





Después, la Agrupación de Cornetas, Tambores y Bombos de San Sebastián y la Verónica recorrió las calles de la ciudad, para terminar en la plaza de San Francisco donde, desde primeras horas de la tarde, estaba preparada la hoguera, con la traca que la enciende.






         Porque, una de las peculiaridades de esta hoguera es que se enciende por medio de una traca y del interior de la misma salen fuegos artificiales en los primeros momentos.





         Ya, con la hoguera ardiendo y vigilada por el responsable del aparato pirotécnico, comenzó el reparto de las patatas, arenques y sardinas asadas con los que la cofradía obsequia a los asistentes.




         Fueron numerosas las personas que, formando largas filas, se acercaron a recibir esos productos que iban acompañados con vasos de vino o de refrescos.







         Caras conocidas a uno y otro lado de la mesa, todo ello dentro de ese ambiente grato que caracteriza este tipo de tradiciones, favorecidas en esta ocasión por una temperatura que, aunque fría, podía soportarse especialmente al calor de la hoguera.





         Hay que señalar que el acto fue retransmitido en directo por Aragón TV y que, en el transcurso del mismo se distribuyeron boletos para el sorteo organizado por la cofradía, cuyo premio es un magnífico jamón.

         Agradecemos a D. Leandro José Galindo la realización del reportaje fotográfico, tanto más valioso, dado que no pudo probar ninguna de las viandas que se ofrecían, al igual que nos ocurrió a nosotros, durante las largas horas empeñadas para colgar este artículo, debido a la mala conexión a Internet que todavía tenemos en Borja.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada