martes, 10 de enero de 2017

In memoriam: José Luis Barcelona Jarabo


         Ayer falleció en Barcelona D. José Luis Barcelona Jarabo, un ilustre periodista que había nacido en Borja el 24 de septiembre de 1932. Cursó estudios de Pintura en la Escuela de Artes y Oficios de Zaragoza y, aunque su vida transcurrió por otros derroteros, nunca abandonó esa temprana afición y, de hecho, recordamos que cuando se construyó el Puesto de Primeros Auxilios de la Asamblea de Cruz Roja de Borja, donó una de sus obras para la subasta organizada para allegar fondos. También participó en uno de los festivales que tuvieron lugar en el Teatro Cervantes con el mismo propósito.

         Desde nuestra ciudad pasó a residir en Barcelona, donde inicialmente trabajó en una sucursal bancaria pero, muy pronto, pasó a colaborar en Radio Juventud, donde destacó por su perfecta dicción, algo que en aquellos momentos era especialmente valorado. También formó parte del cuadro de actores de Radio Miramar, pero su figura está vinculada al nacimiento de Televisión Española, de cuya plantilla entró a formar parte, como locutor de continuidad y como presentador de programas inolvidables.





Entre ellos destacó “Reina por un día”, al frente del cual estuvo, entre 1964 y 1965,  con Mario Cabré un peculiar personaje que, entre otras muchas cosas había sido torero y que seguramente convenció a José Luis para vestirse de luces. No llegó a intervenir en ningún festejo, pero la cara con la que aparece en esta imagen da la impresión de que estuviera a punto de saltar al ruedo.
         Trabajó también en los Servicios Informativos y dirigió otros programas de TVE ya en el ámbito catalán. Cuando se retiró, en 1992, continuó formando a nuevos profesionales en una escuela privada y publicó una obra que conservamos en la biblioteca del Centro con el título Tú puedes salir en la tele.

         Menos conocido es el hecho de que intervino como actor en varias películas: Un tesoro en el cielo (1957); Ya tenemos coche (1958); Han matado a un cadáver (1962) y La revolta dels ocells (1982). También grabó varios discos recitando obras literarias que ayer nos pusimos en marcha para recopilar, rindiendo de esta forma un pequeño homenaje a su persona.



         Descanse en paz este ilustre paisano nuestro que con la ironía que le caracterizaba afirmaba en una entrevista: “No hay nada mejor para un borjano como yo que residir en la ciudad que lleva por apellido”, uniendo de esta forma la tierra de su origen con la ciudad en la que alcanzó la fama, fruto de la cual le llegaron numerosos galardones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada