lunes, 2 de enero de 2017

Santoral del 2 de enero


         En Zaragoza se celebra este día la venida de la Virgen del Pilar, siendo una de las fechas en la que se puede ver el pilar que dejó la Virgen, sin el manto que habitualmente lo recubre. En la iglesia del convento de la Concepción de Borja se conserva un fresco representando esta escena y también se conmemora en Fréscano, donde la Virgen del Pilar es Patrona de la localidad.




         En Granada se celebra la fiesta de Nuestra Señora del Auxilio, coincidiendo con el aniversario de la capitulación de la ciudad ante los Reyes Católicos, en 1492. 



San Telesforo papa (siglo II). Fue el séptimo sucesor de San Pedro y murió mártir hacia el año 136.
San Siridión (siglo III). Patriarca de Antioquía y autor de varias obras refutando herejías y el supuesto evangelio de San Pedro. Murió mártir, en 211, durante la persecución de Caracalla.



San Basilio Magno (siglo IV). Obispo de Capadocia y Doctor de la Iglesia. Uno de los grandes autores de los primeros tiempos de la Iglesia, dictó reglas para las comunidades monásticas y escribió diversos tratados, distinguiéndose asimismo por su trabajo pastoral.



San Gregorio Nazianceno (siglo IV). Obispo de Sancina y de Nazianzo y Doctor de la Iglesia, fue amigo de San Basilio, distinguiéndose por su defensa de la divinidad de la Segunda Persona de la Santísima Trinidad.
Santos Argeo, Narciso y Marcelino (siglo IV). Mártires en Tomes (Italia), durante la persecución de Licinio. Argeo y Narciso eran hermanos, mientras que Marcelino era un niño pequeño que no quiso servir con soldado.



San Isidoro (siglo IV), obispo de Nitria (Egipto).



San Macario de Alejandría (siglo IV) abad de la Tebaida. Escribió varios tratados ascéticos y diversas homilías.



San Defendente de Tebea (siglo IV). c. 303. Soldado de la Legión tebana martirizado en la región de Marsella durante la persecución de Diocleciano.
San Isidoro (siglo V), obispo de Antioquía y mártir.



San Teodoro (siglo VI). Obispo de Marsella, sufrió persecución y destierro por parte de los monarcas Childeberto y Guntramno.



San Vincenciano (siglo VII). Eremita en la región de Tulle (Francia).
San Bladulfo (siglo VII). Monje del monasterio de Bobbio (Italia) fue discípulo de San Columbano.



San Juan Bueno (siglo VII). Obispo de Milán fue quien restituyó esta sede episcopal que había sido trasladada a la ciudad de Génova.



San Mainquino de Limerick (siglo VII). Obispo de Luimneach (Irlanda).         



San Adelardo (siglo IX). Abad del monasterio de Corbie (Francia).



San Airaldo (siglo XII). Cartujo y obispo de Maurienne (Francia).



San Silvestre (siglo XII). Abad de Troina (Sicilia).



Beato Marcolino Amanni (siglo XIV). Miembro de la Orden de Predicadores en Forli (Italia).



Beatos Guillermo Repin y Lorenzo Bâtard (siglo XVIII). Sacerdotes guillotinados en Angers (Francia) durante la Revolución Francesa. 



Beata María Ana Soureau-Blondin (siglo XIX). Fundadora de la Congregación de las Hermanas de Santa Ana en Lachine (Quebec, Canadá), dedicada a la educación de los hijos de los campesinos. 






Beatos Pedro Cortasa Monclús, Narciso Arribas Arnáiz, Néstor Eugenio Ortega Villamudrio y Columbanuns Paul Oza Motinot (siglo XX). Hermanos maristas, pertenecientes los dos primeros a la comunidad de Cabezón de la Sal y los siguientes a la de Carrejo. Detenidos en diciembre de 1936, fueron llevados a la cárcel de Santander y el 1 de enero fueron arrojados al mar desde el faro de cabo Mayor. Fueron beatificados por el papa Francisco el 13 de octubre de 2013. El hermano Ortega había ejercido la docencia en Zaragoza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada