jueves, 23 de febrero de 2017

Deshaciendo errores sobre Ruperto Aznar



         Ruperto Aznar Sanz nació en Fuendejalón el 27 de marzo de 1878. Agricultor de profesión, destacó por su gran facilidad como coplista, llegando a obtener un premio en el Certamen Literario de Caspe, el año 1929. Pero no solamente llegó a ser uno de los poetas populares más importantes de nuestra zona, sino que su interés por la Música le llevó a desplazarse todos los días, andando hasta Borja, para recibir formación en ese ámbito. Ello le permitió ser organista titular de la iglesia parroquial de Fuendejalón y fundar una banda de música, a la que no se suele hacer referencia en las reseñas publicadas sobre estas formaciones musicales de nuestra zona. Llegó incluso a componer bailables y hasta una zarzuela que estuvo a punto de ser estrenada en Zaragoza. No es de extrañar, por lo tanto, que la Biblioteca Municipal de su localidad natal lleve su nombre.




         Cuando lo incluimos en el Diccionario Biográfico, hicimos referencia a su obra Al pie del Moncayo. Coplas baturras que publicó en 1926 y tuvo que ser reeditada al año siguiente. Un ejemplar de esta segunda edición se conserva en la biblioteca de nuestro Centro.

         Sin embargo, allí comentamos que publicó otras obras, que relacionábamos, señalando que fueron editadas en los talleres de Heraldo de Aragón, del que fue corresponsal. Dos de ellas, se titulaban El Arte de enamorar y Horror al Juego.






         Pero, estábamos equivocados. Nos hemos percatado ahora que D. Manuel Jiménez Aperte nos ha hecho entrega de las mismas, comprobando que se tratan de sendos pliegos de cuatro páginas, cada uno de ellos que, además, no fueron editados por Heraldo de Aragón, sino por la Tipografía Social de Zaragoza.
         En El Arte de Enamorar, donde se indica que se trata de la “Primera parte” se incluye un “carta amorosa” dirigida a “la bella Srta. María del Pilar” por “Pepe de la Esperanza” con la contestación de María del Pilar aceptando su cariño.






         Horror al juego está dedicado a “mis venerados amigos D. Cristino Chueca, D. José Cuartero, D. Eusebio Castellot y D. Mariano Bayona, en prueba inequívoca de cariño, admiración y respeto” por el autor, constituyendo un fuerte alegato contra lo que, en aquellos momentos, era una lacra social.

         Hemos querido reproducir el contenido de estas publicaciones como testimonio de sus características y para dar a conocer la obra de este poeta popular que tuvo amplia aceptación en su época y que falleció en Fuendejalón el 28 de julio de 1957.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada