viernes, 24 de febrero de 2017

El palacio de los Mañas a través del tiempo



         Uno de los monumentos más importantes de Borja era la antigua casa o palacio de los Mañas. Situada junto al arco de San Francisco y de considerables dimensiones, destacaba en ella la arquería que se abría a la plaza de San Francisco y a uno de sus laterales.




         La entrada principal se abría a la calle de San Francisco y en su fachada destacaban los grandes balcones y rejas que se mantuvieron hasta el siglo XX. La familia Mañas fue uno de los linajes más relevantes de la ciudad, donde están documentados desde el siglo XV. Miembros de la misma desempeñaron el cargo de Justicia en diversas ocasiones y, entre sus miembros, destacó el Coronel D. Juan Antonio Mañas Pelín que fue el responsable de la defensa de Borja durante la Guerra de Sucesión. Al extinguirse la familia, en el siglo XVIII, se establecieron en su casa los Lázaro, propietarios del palacio situado enfrente y, posteriormente, pasó a la familia del Río, como descendiente del matrimonio entre D. Manuel del Río y Dª Mariana Mañas San Gil.



         Hoy, a través de fotografías del archivo Ojeda y de otras procedencias, queremos dar a conocer la evolución de este monumento. En las primeras imágenes se puede ver el estado inicial, mientras que en esta otra, aunque la fachada mantiene sus características, se aprecian dos llamativas líneas blancas, correspondientes rejuntes en la misma.



         En esta otra de la procesión del Corpus, que ya dimos a conocer en este blog, se siguen viendo esos rejuntes, pero una parte de la galería superior ha desaparecido bajo el enfoscado blanco, en el que se abre un pequeño vano.




         En estas otras fotografías, el palacio ya había sido dividido en varias propiedades y su fachada primitiva había quedado oculta tras los revoques. Es significativo que en la casa más próxima al arco se mantenía el alero original, mientras que en el resto ya había sido sustituido.



         A mediados del siglo XX, mientras que se mantenían las casas de la plaza de San Francisco, buena parte de la zona que se abría a la calle de San Francisco, se había convertido en un solar. Finalmente, todo fue derruido, como se aprecia en esta foto y en el espacio resultante, se levantó el actual edificio, del que llama la atención el tratamiento de su fachada lateral.





         No hemos encontrado hoy fotografías de la situación actual, por lo que reproducimos estas imágenes del año 2011, cuando todavía los contenedores rodeaban la fuente, cosa que no ocurre ahora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada