sábado, 25 de febrero de 2017

Justo reconocimiento


         Que nuestros vinos han alcanzado un elevado nivel de calidad lo demuestran los premios obtenidos en el reciente Concurso de Garnachas del Mundo, celebrado en la isla de Cerdeña. Precisamente, con este motivo, El Periódico de Aragón publicó ayer un dossier en el que se incluía una entrevista con D. José Luis Chueca, enólogo de Bodegas Borsao y Bodegas Alto Moncayo de Borja. Nos ha alegrado, de manera especial, que se preste especial atención a la persona que, en gran medida, es el responsable del salto cualitativo experimentado por nuestros caldos.




         Porque José Luis es un enólogo de raza que, junto con D. José Miguel Sanmartín Berges, supo apostar en su momento por la variedad “garnacha” cuando, en otros lugares, estaba en proceso de desaparición. Ellos hicieron del Campo de Borja el “Imperio de la Garnacha”, consiguiendo lo que parecía imposible, unos vinos extraordinarios que sorprendieron en el mundo y tuvieron un efecto multiplicador en otras zonas de Aragón.
         Como él mismo señalaba, no se trata de una moda pasajera, sino del resultado de una acertada planificación y una cuidadosa elaboración, en la que también han jugado un papel relevante el trabajo de nuestros agricultores, que han sabido adaptarse a las exigencias de las modernas técnicas de producción. A ello hay que sumar el esfuerzo realizado en el ámbito de la comercialización, pues no basta con producir buenos vinos, sino que lo importante es conseguir la aceptación alcanzada y, en este proceso, el trabajo de José Miguel merece ser destacado.

         Para nosotros, son dos personas merecedoras de todo nuestro reconocimiento ya que, gracias a ellas, Borja ocupa un lugar preeminente en el mercado vitivinícola. Por ello, creemos que la entrevista que estamos comentando, constituye un justo reconocimiento a la labor de uno de los hombres que lo han hecho posible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada