sábado, 11 de marzo de 2017

Efemérides de 11 de marzo


         El 11 de marzo de 1375 Pedro IV el Ceremonioso concedió permiso a Bertrand du Guesclin para vender el condado de Borja y Magallón, que le había concedido como reconocimiento a la ayuda dispensada durante la llamada “Guerra de los dos Pedros”, entre Aragón y Castilla. Du Guesclin acababa de ser nombrado Condestable de Francia y no tenía ya ningún interés por sus posesiones españolas. Por este motivo vendió el citado condado al arzobispo de Zaragoza D. Lope Fernández de Luna, al que hicimos referencia en la efeméride de su fallecimiento.




El 11 de marzo de 1844 nació en Zaragoza D. Constantino Gil Luengo, aunque oriundo de Borja, ciudad con la que siempre mantuvo estrecha relación, aunque su vida profesional se desarrolló en Madrid. Por ese motivo, lo incluimos en nuestro Diccionario Biográfico y ahora podemos completar los datos allí recogidos con nuevas aportaciones.

Cursó la carrera de Letras en la Universidad de Zaragoza, donde obtuvo el grado de Doctor en 27 de abril de 1869, a raíz de haber recuperado esa universidad la posibilidad de otorgar ese título. Hemos conocido también que estuvo casado con Mme. Marie Drets Garrouteigt que falleció el 6 de noviembre de 1924, con la que no tuvo hijos.




            Constantino Gil fue un escritor muy conocido que obtuvo éxitos señalados, especialmente con sus obras teatrales, aunque también escribió novela y poesía. De su abundante producción literaria tenemos en la biblioteca de nuestro Centro la mayor parte de sus publicaciones que, en algunos casos, fueron objeto de numerosas reediciones.



         Fue también el autor de una plegaria compuesta para la Virgen de Misericordia, con ocasión de la Romería de 1900, de la que conservamos un ejemplar.



         Por otra parte, colaboró con algunos músicos de su época, realizando letras para sus obras. Uno de ellos fue  el gran músico borjano D. Justo Blasco, del que tenemos varias obras en las que intervino Constantino Gil.

         Siempre nos ha sorprendido el hecho de que ninguna de sus obras sea posterior a 1896, a pesar de que vivió muchos años más, pues falleció en Madrid el 31 de mayo de 1934, olvidado por todos los que le habían aclamado en el pasado. No obstante, todos los años insertaba en los más prestigiosos diarios madrileños una esquela recordando el aniversario de su esposa, incluso en el año 1930.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada