lunes, 3 de octubre de 2016

Ante el centenario de Juan de Coloma


            Borja se dispone a celebrar el V Centenario del fallecimiento de uno de sus hijos más ilustres, mosen Juan de Coloma, nacido en nuestra ciudad en 1442, en el seno de una familia asentada aquí desde el siglo XIV, al menos, con casa solariega en la calle de San Juan Alta.

            Nombrado en 1462, cuando apenas contaba 20 años, secretario del rey Juan II, inició una brillante carrera administrativa, gozando de la total confianza del monarca, lo que le permitió, en los últimos años de éste, estampar su firma en los documentos de la cancillería real con la fórmula “Coloma por el Rey”.





            Su suerte cambió, tras la llegada al trono de su hijo Fernando II quien, ante las denuncias formuladas, mandó encarcelarlo en el castillo de Xàtiva que visitamos este año, con ocasión del congreso celebrado en esa ciudad, sobre los Borja.
            No obstante, pudo recuperar el favor real y retornar a su puesto de Secretario, convirtiéndose en un personaje clave de la diplomacia aragonesa y castellana, durante buena parte del reinado de los Reyes Católicos. Él es quien firma las capitulaciones de Santa Fe, en nombre de los Reyes y quien participa en negociaciones sumamente importantes para la recuperación del Rosellón y la Cerdaña.
            Propietario de las baronías de Alfajarín, Elda, Petrer, Salinas y la mitad de Albeta, fundó el convento de Jerusalén en Zaragoza y la emita de Belén en Borja. En 1476 mandó edificar su palacio en el coso zaragozano, donde hoy se encuentra la sede central de Bantierra. Fue propietario de la capilla mayor del convento de San Francisco de Borja, ciudad en la que residió sus últimos años, aunque murió en Zaragoza, en 1517, siendo enterrado en el convento fundado por él.

            Estamos, por lo tanto, antes las puertas de una efeméride de singular importancia para Borja que es preciso conmemorar con la suficiente relevancia.



            Por este motivo, el Centro de Estudios Borjanos acaba de nombrar al Dr. D. Alberto Aguilera Hernández Comisario y Coordinador de los actos que pretendemos organizar, en colaboración con otras instituciones y entidades, entre los que, en principio, se encuentra un congreso en torno a su figura y su época, así como una exposición.



            De Juan de Coloma se conserva un único retrato, el que aparece en la predela del retablo de la Virgen de Monserrat, de la iglesia parroquial de Alfajarín (que fue señorío suyo), donde está representado con su primera esposa Dª Isabel Díez de Aux, al que ya hicimos referencia en este blog. A partir de él, nuestro Centro tiene el propósito de encargar un lienzo con su efigie y podría estudiarse la posibilidad de erigirle una estatua en el parque de San Francisco, señalando con el dedo al Instituto que llevó su nombre, uno de los homenajes que, con la calle que en 1941 le dedicó el M. I. Ayuntamiento, le había tributado  la ciudad que le vio nacer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada