sábado, 26 de noviembre de 2016

Nuevas imágenes de las murallas de Borja


         Las murallas de Borja están de actualidad con motivo de la iniciativa planteada por el M. I. Ayuntamiento para proceder a la investigación arqueológica de aquella parte de su trazado que permanece oculta a los pies del castillo.
         Sin embargo, en torno al Cinto se conservan una serie de torreones y lienzos de mucha mayor importancia, aunque su estado dista mucho de ser el más adecuado,  a pesar de ser uno de los escasos testimonios existentes de fortificaciones de época califal en Aragón. Por ello, aprovechando las obras de retejado que se han llevado a cabo en el edificio conocido como “la cárcel”, hemos podido realizar nuevas fotografías desde el interior de la misma, gracias a la amabilidad de su propietario.

Debemos recordar que, según la tradición, esa modesta casa fue la sede del concejo borjano en época medieval, lo que no ha podido ser documentado y parece discutible ya que el interior del recinto amurallado estaba ocupado por la judería, cuyos miembros tenían que hacer frente a la conservación de las fortificaciones, como hemos señalado en otras ocasiones.






         Formando parte de ese edificio hay uno de los antiguos torreones, cuyas primeras hiladas son de sillares, sobre los que se levantaron posteriormente muros de mampuesto. Lo mismo ocurre con el lienzo contiguo que constituye la parte posterior de la casa y, desde cuyo interior, se aprecian perfectamente los sillares inferiores. De igual forma la ventana abierta en su día, rompiendo el muro, da idea de la anchura del mismo.



         Pero lo más llamativo ha sido el haber podido fotografiar desde esa casa este otro torreón, de gran calidad y con buena parte de su estructura conservada. Desde la plaza podía verse parcialmente una de sus caras, pero la lateral, con sillares bien escuadrados y en perfecto estado, no la conocíamos.

         Todo esfuerzo que se realice para conservar y recuperar estos elementos de singular interés, merecerán la pena, no sólo para Borja sino para la arquitectura militar aragonesa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada