miércoles, 2 de noviembre de 2016

Premio a una joven cardióloga borjana


            En el Congreso de Enfermedades Cardiovasculares que, organizado por la Sociedad Española de Cardiología, tuvo lugar en Zaragoza del 27 al 29 de octubre pasados, participaron unos 4.000 especialistas con cerca de 1.000 comunicaciones. Entre ellas, obtuvo el Premio a la mejor comunicación la presentada por la joven cardióloga borjana Dª Teresa Olóriz Sanjuán que pertenece a la Unidad de Arritmias del Servicio de Cardiología del Hospital Universitario “Miguel Servet” de la capital aragonesa.





            La doctora Olóriz se especializó en el tratamiento de las arritmias en Milán, entre 2011 y 2014. Como es conocido, a través de las numerosas noticias que publican los medios informativos, los desfibriladores constituyen un eficaz remedio cuando el problema se presenta de forma inesperada ya que, mediante una descarga eléctrica, provocan el restablecimiento del ritmo cardíaco.
            Pero esa actuación no previene la aparición de nuevas crisis, por lo que en los centros especializados se recurre a la ablación que, en lenguaje vulgar, consiste en el aislamiento de la zona cardíaca donde se desencadenan los impulsos que provocan las contracciones irregulares, mediante una serie de pequeñas “quemaduras”.

            El control de la situación posterior es el que ha sido objeto del trabajo de Teresa Olóriz, en el cual viene a demostrar la conveniencia de realizar los correspondientes tests dos o tres días después de la intervención ya que, en caso contrario, podemos enmascarar los resultados como consecuencia de la sedación a la que fue sometido el paciente o por la modificación de las propias lesiones en el período inmediato al tratamiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada